«Son los catalanes el ladrón de tres manos, que para robar en las iglesias, hincado de rodillas, juntaba con la izquierda otra de palo,
y en tanto que viéndolo puestas las dos manos, le juzgaban devoto, robaba con la derecha»

Francisco de Quevedo.
 
 
 
 
El arte aragonés, independientemente de que pertenezca a la iglesia, forma parte del patrimonio artístico aragonés. Son obras de arte que se crearon a la par que nacía el propio reino aragonés, y que se hallan inmersas en su historia, formando parte del aporte de Aragón a la cultura universal. 

 

Bienes culturales que Cataluña ha convertido en pilares de su nacionalismo, de su identidad como pueblo, llamados a convertirse en referentes de la historia catalana, en piezas útiles para mantener el discurso de los “Países Catalanes” y SON DEL PUEBLO DE ARAGÓN.

 

En este asunto, Cataluña exhibe corporativamente su peor rostro: el del egoísmo, las ansias de controlar lo propio y lo ajeno, las trampas políticas y ese estilo prepotente y apandador que hace las delicias del anticatalanismo visceral.

 

El nacionalismo catalán, el civil y el religioso, no dan su brazo a torcer.

  

 

El Vaticano obliga a Cataluña a devolver los bienes de la diócesis de Barbastro-Monzón.

 

 

Hasta 23 recursos presentados por la diócesis de Lérida para evitar el retorno de estos bienes aragoneses han sido estudiados y rechazados por el Vaticano.  

  

El litigio de los bienes religiosos se remonta al 17 de septiembre de 1995, cuando más de un centenar de parroquias oscenses adscritas a la diócesis de Lérida pasaron a depender del obispado de Barbastro-Monzón por orden vaticana, por lo que reclamaron la propiedad de numerosas piezas histórico artísticas, algunas de los siglos XII y XIII.

 

Se alteraron las demarcaciones jurisdiccionales de las distintas diócesis y los bienes artísticos tienen que estar adscritos a lo que fue su propio origen.

 

Desde entonces, el litigio está enquistado, la diócesis catalana se niega a devolver los bienes y

documentos que legalmente pertenecen a las aragonesas.

 

Conviene recordar que, en origen, fue el obispo de Roda de Isábena (Huesca) quien pagó la reconquista de Lérida y, por eso, hasta finales del siglo XIX la diócesis se denominaba Roda de Isábena-Lérida” hasta que se dividió en dos.

 

  

Está claro que el obispo Messeguer de Lérida fue un buen colaborador de la apuesta por el catalanismo, nacida a fines del siglo XIX en el entorno clerical, con la fundación de los museos de Vic en 1889, Lérida en 1893 y Solsona en 1896. Todo ello dentro de la reivindicación de la cultura catalana, que el obispo Morgades propició en la Exposición Universal de 1888 en Barcelona.

 

Ese es el espíritu que presidió la recogida de obras de arte en esta zona aragonesa. Obras que fueron requisadas por los obispos leridanos de la época que esquilmaron las iglesias de Aragón.

 

El obispo está obligado al cuidado de las iglesias de su diócesis y no puede chantajear a sus subordinados los parrocos pidiéndoles nada a cambio. 

 

 

El Vaticano pone fin a más de diez años de litigios, súplicas y recursos eclesiásticos relativos a la titularidad de los bienes originarios de Aragón, pero en museos de Lérida. 13/5/2008

 

El Tribunal de La Rota, máximo organismo judicial del Vaticano, no ha admitido a trámite la demanda presentada por el Obispado de Lérida reafirmando así la validez de los decretos emitidos hasta el momento por la Santa Sede y ha decretado que las piezas de arte religioso que se encuentran expuestas en el Museo Diocesano de Lérida sean entregadas al Obispado de Barbastro.    

En total, en el Museo leridano hay expuestas 113 obras, pero una treintena están en depósito, por lo que sólo se discute la propiedad de 83 piezas de arte sacro.

 

 

Ante la postura de la Generalitat, el vaticano convierte el litigio del arte en asunto de Estado.  28/02/2009

 

El Vaticano ha instado al obispo de Lérida a que entregue las obras de arte sacro de Aragón en una solicitud formulada por la Secretaría de Estado Vaticana.

Ha actuado como Estado independiente, ya que la orden no parte de una congregación sino del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La decisión del Vaticano, que ha decidido pasar a la acción como instancia terrenal ante el estrepitoso fracaso de la vía canónica, hizo que el Gobierno central, que estaba sobre aviso, moviera ficha ayer mismo.

 

El escrito, tramitado por la Nunciatura Apostólica en España, dice que en caso de que la Generalitat vete la devolución, el Vaticano planteará actuaciones penales contra las instituciones que lo bloqueen y la salida del Obispado de Lérida del Consorcio del Museo Diocesano de Lérida. La orden ya ha llegado de Roma a Madrid.

 

El Obispado de Lérida ya tiene sobre su mesa una orden de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, tendrá que presentar un requerimiento notarial en el Consorcio del Museo Diocesano para informar de que se van a sacar obras que en su momento fueron depositadas allí.

 

La Santa Sede agota todas las posibilidades, acepta los recursos y los estudia con detenimiento, pero cuando llega el momento y no se cumplen las sentencias, se ve forzada a tomar una determinación.

 

Lamentable  que se haya llegado a esta situación y que el Vaticano no haya tenido más remedio que intervenir ordenando el levantamiento del depósito de los bienes para que regresen a Aragón.

 

 

El Gobierno de Aragón rompe políticamente con la Generalitat de Cataluña. 9/11/2007 

 

El detonante surge al conocer que una veintena de obras que están en litigio serían expuestas en el nuevo museo diocesano y comarcal de Lérida, lo que se entiende como un acto de provocación. Esto se suma a la suspensión de participación de Aragón en la Eurorregión Pirineos-Mediterráneo desde Mayo del 2006 en protesta por la moción aprobada por el Parlamento catalán que bloquea la devolución de las 113 piezas religiosas. 

 

 

El Gobierno certifica que el museo leridano es disgregable. 20/11/2008

 

El documento añade que los fondos del museo que custodia las obras de las parroquias oscenses “no figuran como colección inescindible”, por lo que no existen impedimentos para que las piezas que lo integran puedan ser trasladadas a otros lugares, como repetidamente ha ordenado el Vaticano al obispado de Lérida.

 

 

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rechaza los recursos interpuestos por la Diócesis y la Diputación de Lérida para evitar la devolución a Aragón. 19/12/2008

 

Otro varapalo para la Generalitat y la diócesis de Lérida.

 

Si alguien debe devolver un objeto a otro porque lo tiene en depósito y su propietario se lo ha reclamado no se puede hablar de ningún ánimo disgregador, sino del mero cumplimiento de la Ley y los contratos.

 

  

El Gobierno aragonés abre la guerra penal contra Cataluña por los bienes. 13/02/2009

 

El Gobierno de Aragón está en su derecho de iniciar acciones judiciales para reclamar la devolución, por ser los bienes un patrimonio de Aragón, y los tiene que defender.

 

El consorcio del Museo de Lérida rechaza que se ponga en marcha el proceso de devolución.               

 

 

Juan Manuel Tresserras se reafirmó en que la voluntad de la Generalitat es que esas obras nunca salgan del museo de Lérida.

 

El que considere el cumplimiento de la ley “una imposición” inaceptable, evidencia una falta de talante democrático inquietante.

 

El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado autorizar el inicio de acciones judiciales, por la vías contencioso-administrativa y penal. Acciones penales por apropiación indebida, prevaricación y osbtaculización a la justicia contra las personas físicas o representantes institucionales del Consorcio del Museo de Lérida por no entregar los bienes histórico-religiosos que reclama el Obispado de Barbastro-Monzón. Las penas llegan a seis años de cárcel.

 

Los encausados son las 5 instituciones del consorcio del Museo de Lérida:

El obispado, el ayuntamiento de la ciudad, la diputación provincial, el consejo comarcal y la propia Generalitat.

 

El Gobierno estudia otras posibilidades de actuación. Y es que está en el aire una de las cuestiones que, según diversas fuentes, resultaría determinante: solicitar la ejecución de la sentencia vaticana, algo que, inicialmente, correspondería al Nuncio o al obispo de Barbastro-Monzón.

 

  

La DGA y el obispado de Barbastro pedirán la ejecución de la sentencia. 3/04/2009

 

Ambas instituciones presentarán sendas demandas civiles exigiendo al juez que se ejecute la sentencia vaticana.

 

Es el Estado, en función del Concordato, el que puede exigir el cumplimiento de la sentencia del Vaticano que obliga a la devolución de los bienes.

 

 

La Audiencia de Lérida desestima la demanda presentada por la Asociación de Amigos del Museo Diocesano de Lérida. 7/09/2010

 

Pedían que se reconociese que este centro tenía legítimamente las 112 piezas de arte sacro.

La decisión judicial sostiene que las obras de arte depositadas desde hace más de un siglo en el Museo Diocesano y que proceden de las parroquias aragonesas lo están a título de depósito y no en propiedad.

 

El obispado de Lérida desiste de su reivindicación sobre los bienes. 27/10/2010

 

El obispado con su renuncia sobre los bienes, que alberga el Museo Diocesano de Lérida, expresa apartarse del proceso civil argumentando que acata las decisiones eclesiásticas que siempre han dado la razón a Aragón. De esta manera, renuncia tanto a la vía civil como a la religiosa en el litigio.

 

Estrategia de la Iglesia católica para abortar la manifestación convocada para el 7 de noviembre en la plaza del Pilar de Zaragoza durante la visita a España, (Barcelona), del Papa, para reclamar las obras religiosas que se encuentran en Cataluña.

 

Para Aragón no hay punto final mientras las obras en disputa no vuelvan al lugar que les corresponde. 

 

 

 

MÁS BIENES ARAGONESES EN CATALUÑA:

 

 

 

BERBEGAL Y PERALTA DE ALCOFEA:

 

¿Qué obispo compraba a principios del siglo XX bienes de su propia diócesis?

 

Berbegal y Peralta de Alcofea, (dos municipios del Somontano oscense, Aragón), han decidido pasar a la acción y poner en marcha el litigio para recuperar tres de las obras de arte sacro de mayor valor que “custodia” el Museo de Lérida Diocesano y Comarcal.

 

Los bienes son el retablo de San Salvador, de Berbegal (siglo XIII); la tabla de San Pedro y la Crucifixión, de Peralta (siglo XV); y la portada de la iglesia de El Tormillo (perteneciente a Peralta) (siglo XIII). 

 

Estos tres bienes no forman parte del litigio que enfrenta a la diócesis de Barbastro con la de Lérida por 113 obras de arte, ya que además Berbegal y Peralta pertenecen a la diócesis de Huesca.

 

El hallazgo de un documento de la diócesis leridana les han decidido a iniciar el pleito. Lérida admite que tiene las obras en depósito.

 

El documento es una carta oficial del 27 de Diciembre de 2005, en la que el Obispado de Lérida reconoció por escrito la propiedad aragonesa, (remitida a María Pilar Bayarri, abogada de la Asesoría Jurídica del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña), en la que la sede leridana incluye a las parroquias de Berbegal y Peralta entre las “personas físicas o jurídicas que son propietarias de algunas de las piezas que se encuentran en el museo”, en el que se hallan “por título de depósito debidamente documentado”. Es más: la carta añade que esas entidades “tienen interés legítimo y directo en el expediente administrativo incoado de disolución de colección catalogada”.

 

La puerta de la iglesia de El Tormillo fue incorporada a finales del siglo XIX a la vieja iglesia de Sant Martí, situada en el centro histórico de Lérida y sede provisional, hasta el pasado 2007, del museo leridano.

 

El obispo de Huesca ha decidido iniciar los trámites para solicitar la entrega de los tres bienes eclesiásticos. Con su anuncio, pone fin también al proceso que habían iniciado los alcaldes de los dos municipios afectados ante los tribunales civiles. Satisfechos con el plan de trabajo presentado por el obispo a principios del pasado diciembre, aceptaron paralizar sus gestiones y dejar el asunto en manos de la Iglesia, para que emprenda la vía canónica.

 

11/03/2010

 

 El obispo de Lérida se niega a devolver los bienes de Peralta y Berbegal que reclamó Sanz

El obispo de Lérida Joan Piris y el consejero de Cultura de la Generalitat Joan Manuel Tresserras se saludan en presencia del resto de miembros del Consorcio del Museo de Lérida.

 

Ante “la pasividad” del obispado de Huesca y su actual administrador apostólico, el Ayuntamiento de Peralta de Alcofea presentó en el Juzgado de Instrucción número 4 de Huesca, una querella criminal contra el Obispo de la Diócesis ilerdense, Joan Piris, ante su negativa  a devolver los bienes, por un presunto delito de apropiación indebida de la tabla de San Pedro y Crucifixión, y la portada de la iglesia de El Tormillo. El próximo lunes presentará su demanda Berbegal por el frontal del Salvador. Además, solicitarán como medida cautelar urgente el secuestro judicial de las tres piezas depositadas en Lérida, propiedad de las parroquias. Los ayuntamientos lamentan llegar hasta este extremo pero ya no soportan más esta situación, “única en el mundo”.

 

Como ya hiciera con los bienes de la diócesis de Barbastro-Monzón, el obispado de Lérida se niega ahora a devolver a Huesca las tres piezas de las parroquias de Berbegal y Peralta de Alcofea depositadas en Cataluña.

 

El presidente del Gobierno de Aragón manifestó su apoyo afirmando que entiende a los ayuntamientos que han llegado a los tribunales y recordó que el Ejecutivo autónomo acudió el año pasado a los tribunales civiles, por la negativa del Obispado de Lérida de devolver las 113 piezas de arte sacro que pertenecen a la diócesis de Barbastro, y sobre las que la Santa Sede dio la razón a Aragón, como propietario de las piezas.  

 

No hay ningún museo en el mundo conocido, salvo este, el de los vecinos, que no devuelva una pieza prestada, algo que se recoge expresamente en el reglamento de museos.

 

30/03/2010

 

La titular del juzgado de Instrucción número 4 de Huesca ve indicios de delito, pero siguiendo las recomendaciones del Ministerio Fiscal, se inhibió ayer en los casos de la reclamación de los bienes religiosos de Peralta de Alcofea y Berbegal al estimar que no tiene competencia territorial y que las querellas deben de presentarse en el juzgado de Lérida.

 

 

 

MONASTERIO DE SIGENA:

 

El Real Monasterio de Santa María de Sigena se ubica en la localidad oscense de Villanueva de Sigena y fue declarado Monumento Nacional Histórico-Artístico en 1923 y Bien de Interés Cultural en 2002.

 

Monumento fundado a voluntad de la reina doña Sancha, esposa del rey Alfonso II, en 1188 y sus paredes han acogido a reinas, princesas e hijas de familias nobles del Reino y la Corona de Aragón. Fue Archivo Real y Panteón Real y en él destacan las sepulturas de la reina doña Sancha y la de su hijo Pedro II.

 

    

 

Los frescos de la Sala Capitular son las pinturas de origen medieval más importantes en su conjunto de toda Europa.

En la actualidad se encuentran en el Museo “Nacional” de Arte de Cataluña. 

  

Los frescos protegidos por la declaración de Monumento Nacional del Monasterio de Sigena en marzo de 1923 fueron extraídos de las paredes del cenobio por mandato de la Generalitat en septiembre de 1936, (por lo tanto en plena Guerra Civil), para salvarlos de los excesos revolucionarios.

 

 

  Tienen consideración de “botín de guerra” y deben ser recuperados, ¿les suenan los llamados “papeles de Salamanca”? 

Devolución con gran celeridad por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como resultado de una reclamación planteada por instituciones y entidades desde Cataluña.

 

 

La Generalitat de Cataluña planteó en 1998 un conflicto de competencias contra la orden de la Consejería de Cultura de la DGA que establecía el ejercicio de los derechos de retracto y tanteo de forma que, si el Gobierno de Aragón pagaba al catalán la misma suma que este había entregado a las religiosas a cambio de las 96 piezas, las obras regresarían a su comunidad de origen.

 

En estos momentos el Tribunal Constitucional dilucida un recurso contencioso por las 136 piezas que se encontraban en el monasterio de Sigena, fueron vendidas entre 1983 y 1992 por la Orden de San Juan de Jerusalén a la Generalitat .

 

Las monjas realizaron ventas al Gobierno catalán antes y después de la aprobación de la Ley de Patrimonio estatal, lo que supone que el Constitucional deberá valorar la legalidad de cada transacciones y la viabilidad de cada tanteo, (obra por obra), según se hubieran efectuado bajo la vigencia de una u otra norma.

 

La paralización del pleito “perjudica seriamente los derechos de la ciudadanía aragonesa sobre su patrimonio y merma su confianza en que la aplicación de los mecanismos del Estado de Derecho en defensa de sus intereses se haga en un plazo razonable”.

 

Bastaría que “se negociara la retirada de ese conflicto y que la Generalitat” deje a los aragoneses “recuperar esas piezas, no sin pagar su justo precio”.  

 

Tras los continuados expolios, Sigena es actualmente un monumento vacío. La mayor parte de sus obras de arte están depositadas en Lérida y en el Museo “Nacional” de Arte de Cataluña.

 

 

 

 

MUSEO “NACIONAL” DE CATALUÑA:

 

Museo “Nacional” de Cataluña, en la montaña de Montjuich, en las salas dedicadas al arte románico y a la etapa gótica, decenas de obras procedentes de Aragón. De Jaca, Borau, Uncastillo, Sabiñánigo; de la “Franja” (Aragón oriental) y de las comunidades turolenses limítrofes con la provincias catalanas. Los frescos de Sijena están allí, pero también algunos de los mejores retablos del arte románico aragonés, esculturas, piezas de orfebrería, óleos religiosos, arquetas, un auténtico botín que, por muy diferentes caminos (algunos muy al borde de la ley), han ido a parar a ese Museo que aglutina las supuestas raíces de la historia y de la cultura catalana.

 

No contentos con apropiarse de ese patrimonio, los nacionalistas radicales de la vecina nación se proponen, poco a poco, ir borrando los orígenes de dichas piezas, catalinazándolas e integrándolas en su propia historia, como ya han hecho con buena parte del riquísimo patrimonio que por distintas vías ha venido siendo expoliado a Aragón a lo largo del siglo veinte.

 

 

 

Más información pulsando: 

 FRANJA DE PONENT DE CATALUNYA NO EXISTE, ES EL ARAGÓN ORIENTAL

LEY DE LENGUAS DE ARAGÓN. NO HABLAMOS CATALÁN

 

Anuncios