.

Ni LENGUA, ni REINO, ni BANDERA SENYERA, ni mucho menos NACIÓ. 

Palabras del gran historiador catalán Jaume Vicens i Vives: “En més de 3000 documents inedits que portem recollits, no hem trobat ni un sol que ens parlés d´una emoció col.lectiva catalanesca, que ens revelés un estat de consciencia nacional: Ho sentim com a catalans” …  (La Publicitat.Barcelona.1935)

.

Mapa Histórico de 1235, de los reinos de occidente, se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia.

.

El Reino de Aragón estaba integrado por los territorios que hoy lo forman más todo lo que es la actual provincia de Lérida y una franja importante del valle del Ebro hasta el mar, con Tortosa como principal ciudad costera.

 

Esta división territorial venía desde el mismo momento en que fueron reconquistadas Tortosa y Lérida a los moros, (1148 y 1149).

La razón fue, por que los ocho condados feudales reunidos bajo la tutela del conde de Barcelona estaban sometidos al rey de Francia desde antes del año 801, y no queriendo que el monarca francés creyera que Lérida y Tortosa también le pertenecían para integrarlos en su “Marca Hispánica”, fueron separados de Barcelona, creados Marquesados y, unidos al Reino de Aragón, como conquista aragonesa que eran.

Así, Ramón Berenguer se titulaba príncipe de Aragón, (príncipe regente y príncipe consorte de Aragón, que NO de Barcelona y menos aún de la inexistente Cataluña), marqués de Lérida, marqués de Tortosa y conde de Barcelona. Y siendo esos títulos de marqués de mayor categoría que el de conde, quedaba ya imposibilitado que estuvieran sometidas al condado de Barcelona.

.

.

Y así estaban integradas en el Reino de Aragón, sin discusión, cuando fueron conquistadas Valencia (1238) y Mallorca (1229), Cataluña no existía como tal y era imposible que pudiese conquistar nada, no tenía ningún tipo de unidad, ni política, ni jurídica, ni geográfica, tampoco la tenía lingüística, (lo que se hablaban eran dialectos provenzales), por lo que las gentes que fueron de Lérida y de Tortosa a conquistar Valencia y quedarse luego repoblándola, ni eran catalanes ni podían serlo jamás, sino aragoneses, por pertenecer al Reino de Aragón. Tan aragoneses como los que vinieron de Jaca, de Huesca, de Daroca o de la misma Zaragoza.

 .

Al final del siglo XIII (cuando el rey de Francia renunció a sus derechos sobre Barcelona), por una división meramente administrativa es cuando el rey de Aragón dispuso que Lérida también podía acudir a las Cortes de Barcelona pero sin dejar de formar parte de las Cortes de Aragón. Esa independencia que tenía Lérida se debe a que en ella estaba la única Universidad de la Corona de Aragón y, siendo ciudad universitaria, convenía que estuviera en las Cortes de Zaragoza y de Barcelona.

.

Ya en el siglo XIV, protestaron de que se les confundiera como catalanes, puesto que ellos no lo eran. Y está la famosa contestación de Pedro IV, (cuya carta hoy existente está fechada en 22 de mayo de 1337), en la que el rey se dirige al municipio de Lérida asegurandoles que no pertenecen al condado de Barcelona. Prueba rotunda de que los leridanos no querían que se les tuviera por catalanes ni estar sometidos a Barcelona.

.

.

Los catalanistas nunca dicen la verdad porque la odian, ya que ésta les está diciendo a voz en grito que están falseando la historia y engañando al pueblo.

 

 

.

.

MÁS INFORMACIÓN PULSAR:

FRANJA DE PONENT DE CATALUNYA NO EXISTE, ES EL ARAGÓN ORIENTAL

 

.

Anuncios