.

.

12/7/2011. La candidata a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha anunciado hoy que remitirá a las Cortes un proyecto de reforma de la Ley de Lenguas que derogue aquellos aspectos que “imponen la denominada normalización del catalán y el aragonés”.

.

Rudi, en su discurso de investidura pronunciado en las Cortes de Aragón, que mañana previsiblemente le otorgarán su confianza para ser presidenta del Ejecutivo, ha asegurado que su Gobierno remitirá a la Cámara Legislativa un proyecto de ley de reforma, que al mismo tiempo que anule la normalización de catalán y aragonés, “proteja y desarrolle el uso de las modalidades lingüísticas propias“.

.

Y se ha referido en concreto a un asunto que a día de hoy sigue “pendiente de resolución”:  la devolución por parte de Cataluña de los bienes de las parroquias de la zona oriental de Aragón.

En la búsqueda de la solución ha anunciado Rudi que se implicará “de manera personal e inmediata”.

.

 

 

.

.

Seguro que hay lingüistas para todos los gustos y cada cual muy libre de creerse al que le plazca, pero los aragoneses sostienen, documento en mano, que antes de que existiera Cataluña como entidad propia, ya se hablaban esas lenguas en territorio aragonés y, por tanto, no tienen por qué plegarse a los intereses del nacionalismo catalán. Admiten, eso sí, que esas lenguas aragonesas provienen de la que se hablaba en Limoges (Francia), llamada “limosín”, que curiosamente entró por el condado de Ribagorza y del cual derivan el aragonés, el catalán, el valenciano y el balear por ese orden.

.

Ley de lenguas… a tomar por el saco, “a prendre pel sac”.

 

 

 

MÁS INFORMACIÓN PULSANDO:

 

LEY DE LENGUAS DE ARAGÓN. NO HABLAMOS CATALÁN

 

.

Anuncios